free web hosting | free website | Business WebSite Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

ATRACTORES SOCIALES TEMPORALES

 

Ps. Rocxana Croce Portocarrero.

 

 

ATRACTOR SOCIAL es aquel que por sus características específicas (físicas, psicológicas, sociales) resulta diferente respecto de conductas más o menos esperadas o deseadas para su condición, lo cual lo hace “atrayente” (no en el sentido de captar atenciones que le otorguen beneficios secundarios o ventajas, sino más bien que la mira de intencionalidades expectantes para un grupo de seres humanos que le otorguen  CONTROL-PROTECCIÓN-ARMONIA, con el resto de la sociedad.

 

Según la dinámica de las relaciones humanas, se genera una situación que puede ir desde lo temporal  al estadio permanente.

 

Explicando: las "respuestas conductuales" que se den, estarán  en relación a las experiencias de vida. Si hay una indiferencia en el trato recibido, o si alguien no es "tocado" por un evento, las reacciones dependerán en función a su historial de vida previo, importantísimo pues de ello dependen las reacciones o respuestas a las mismas.

A veces no es necesario "padecer" de un fenómeno, pero la mirada que se le dé, el compromiso que se asuma, puede ser hasta más intenso y comprometido  que uno que la haya vivido.

 

Los AS desde un modelo sistémico, donde la ecología social del individuo no se circunscribe a su familia, sino a todos los espacios de desarrollo en los que los  sujetos  interactúan con el AS, y que definen en el marco de estas relaciones, el tipo de vínculos que asumen las personas con los AS, como la propia postura que asume el AS respecto a la sociedad en la que vive.  Es un feet back constante.

 

Por ejemplo el padecer una enfermedad no atendida a tiempo, transformará a un AS temporal en un futuro AS permanente, si es que la enfermedad avanzó y se instaló en la persona y para vivir necesita de una serie de condiciones que le permitan su existencia. Además que la convivencia con ella, será compartida con los miembros más cercanos en el diario vivir.

 

La temporalidad como estadio en el tiempo: sabemos ya que la conducta adulta de un sujeto es la consecuencia de una larga programación, en la cual participan la atención, el amor y las prohibiciones de los padres, y la forma en que los cuidados y la educación son brindados. El espacio temporal sostiene o sujeta una serie de eventos donde el individuo se despliega pero dependiendo de su condición de ser humano, es decir, como  parte de un todo. De esta manera conforma redes y es actor de ella misma pudiendo generar cambios integrales en su sociedad al modificar el tejido social en función de su presencia y su implicancia respecto a la triada de  protección, control y armonía que en temas anterior nos hemos referido.

 

En situaciones de inicios de una violencia familiar por ejemplo, la temporalidad se empieza a hacer evidente, pues aparece ante determinados situaciones.

La violencia no es una forma saludable ni beneficiosa de relacionarse. Nada justifica el maltrato. Sin embargo hay relaciones que se fundan en esta única manera de comunicarse: la violencia.

 Así  se conforman modelos básicos que serán el soporte de nuevo esquema familiar, disfuncional o patológico por cierto, dependiendo de la dinámica y sus relaciones intrínsecas.

 

Si hay una suerte de necesidad de “salir” de éste mundo, la persona puede buscar ayuda o recibirla de algún miembro del entorno.

Lamentablemente en nuestra sociedad hay gran cantidad de personas que piensan y sienten como la víctima, por lo tanto, en muchas ocasiones se enfrenta con actitudes que no la estimulan ni la apoyan a salir de la situación. Es una suerte de resignación a su condición de victima.

 Si no recibe comprensión y disposición de los demás para expresar sus sentimientos y no se asume con carácter y decisión su modo de vida para darle un cambio, seguirá en ello la persona. Entonces, de un estadio temporal, este AS violentado, verá su vida en una permanente crisis familiar y será parte de ella.


  El compromiso familiar en principio define en gran parte el curso de la problemática (háblese de enfermedad, conflicto en las relaciones familiares, etc.) pues si este es de protección, control, luego de manera natural la armonía que se forme dependerá de esa interrelación.

 

Por ello, la temporalidad estará en relación a las respuestas del medio circundante donde se desenvuelve el AS.

 

Rocxana B. Croce Portocarrero

 

volver