free web hosting | website hosting | Business Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

 

ATRACTORES SOCIALES

A U T O R E S : TRANSFUTURO y ROCXANA CROCE

 

1 ANTECEDENTES

 

ACERCA DE LA CONDICIÓN HUMANA.

 

La base, de la reflexión acerca de la condición humana, está anclada en varias presunciones que no se dan en la realidad sino como estadías de vida con exactitud inestable, siendo una de las salidas frecuentes, el recurrir a la estadística en busca de un promedio central para concebir a la persona típica, de ahí que las propuestas para lograr sociedades justas sean aproximadas por el concepto “bien común” supuestamente deseado por el ciudadano o población más frecuentemente hallado. De manera más verbalizada y argumentada en términos sociológicos se recurre a grandes grupos de personas, ejemplos de lo anterior tales como: los pobres - los ricos, los excluídos, las masas, las mujeres - los hombres, los jóvenes - los viejos, etc. Los animadores, de esta reflexión, estamos cada vez más convencidos que la condición humana tiene de personal tanto como de colectivo y hasta ahora sólo hemos encontrado justificaciones prácticas, a este estado de cosas, por el lado de la imposibilidad de acceder a los niveles individuales de la persona dado el instrumental científico y epistemológico disponible actualmente mostrando que el instrumental metodológico no es suficiente para abarcarlo, evitando de paso, la certeza de lo humano.

 

Como individuo gregario, el ser humano se integra a grupos sociales pero también puede desagregarse de ellos, especialmente en agrupaciones urbanas donde al alcanzar una edad, que depende de ciertas condiciones, surge una presión que lo obliga a retirarse de su familia en particular y de cada grupo en general. Estas presiones son opuestas, de forma que crean una tensión hacia el individualismo que apartándo a la persona, de la fuente de su humanidad primigenia, donde los avances más destacados (pulgar oponible, tamaño femenino creciente, andar erecto, etc.) son producto de ese gregarismo. Nuestra discusión espera desentrañar la búsqueda de lo racional o emocional para encontrar conceptos generalizables que nos permitan enfrentar o tratar la llegada de pares de inteligencia o emoción de naturaleza no humana.

 

Hay una especie de simbiosis entre el ser humano, los animales y las plantas, desde la génesis del concepto humano que hace imposible entender la humanidad del ser humano sin la participación de ellos.

 

Proponemos concebir la atracción social como una condición de grupos humanos alrededor de seres individuales con carácter atractivo no necesariamente estéticamente, sino más bien por la circunstancia que obliga a atenderlos o atenderlas. Esta persona por estar dentro del círculo de atención será llamada ATRACTOR SOCIAL dentro de nuestras reflexiones.

 

2 CONCEPTO FUNDAMENTAL

 

Un ATRACTOR SOCIAL es la persona que con características específicas (físicas, psicológicas, sociales) resulta diferente respecto de constituciones fisiológicas o conductas más o menos esperadas o deseadas para su condición, lo cual lo hace “atrayente” (no en el sentido de captar atenciones de los otros seres humanos que forman su entorno familiar o grupal) sino que se constituyen en la mira de intencionalidades de seres humanos que por diversas razones o emociones les otorgan CONTROL – PROTECCION – ARMONIA, todas a la vez o una en exclusiva una de ellas, lo cual es hecho con fines de mantener un tipo de vinculación con la sociedad.

 

2.1 RELACIONES PRIMARIAS

 

La permanencia en sociedad de las personas, comprendidas en esa categoría, exige que los así comprendidos sean personas con una adecuada, educada o improvisada actitud para organizar sus vidas de acuerdo a los requerimientos de la persona descrita como atractor, siendo básicamente tres dimensiones sobre las cuáles preocuparse o garantizar, a saber:

 

CONTROL: se tornan personas que generan actitudes de atención para con ellas toda vez que son “objetos” de extrañeza, admiración, cautivadoras, de indiferencia, rechazo, etc. y con ello hacen que sus entornos mantengan cierta forma de supervisión y seguimiento sobre sus conductas.

 

PROTECCION: debido a las respuestas que reciben de los demás, en algunos casos se produce una suerte de protección o “cubierta” para mantenerlos en lo posible fuera de toda agresión, daño, ataque o respuestas antagónicas por un lado y para proteger de daño a los seres humanos que no pertenezcan al entorno.

 

ARMONÍA: que se traduce en la generación de un clima dentro del cual las relaciones serán más “llevaderas” o funcionales. Pero, acá sale el pero, no siempre es así y resulta una forma de anarmonía cuando los retornos emotivos son defectuosos por exceso o defecto de alguna forma de mejor respuesta, tanto de parte del entorno como del mismo atractor social.

 

3 TIPOLOGIA DE LAS ATRACIONES SOCIALES.- Según su duración:

 

Ë       Permanentes.- Cuando no es posible por tiempo, dinero o conocimientos, saber el momento del fin de la situación de atracción social.

 

Ë      Intermitentes.- Cuando el efecto de atracción viene y va de manera azarosa tanto por el núcleo de atracción, como por las características del grupo o entorno.

 

Ë      Temporales. Existe un tratamiento detallado realizado por Rocxana Croce acerca de esta tipología.

 

4 TIPOLOGÍA DE LOS ATRACTORES SOCIALES.- Según su naturaleza.

 

·        ·        SUPERLATIVOS.- Son personas que tienen una característica física o mental que lo hace notables en todo medio humano y que al concitar admiración llaman la atención.

 

·        ·        DELINCUENTES.- Son personas que tienen una actividad contraria a la ley  vigente en una sociedad dada.

 

·        ·        PRESOS.- Son personas que teniendo una actividad contraria a la ley  vigente en una sociedad dada reciben una condena de internamiento forzado en instalaciones que la sociedad diseña para ese fin.

 

·        ·        AUSENTES.- Que si bien ya no existen físicamente, dejan un vacío alrededor del cual se genera un círculo. Es el recuerdo de una persona fallecida por la que se percibe trascendencia o influencia en un grupo de personas quienes se sienten convocados o reunidos.

 

·        ·        ICONOS.- Son personas que tienen una actividad destacada en un medio social dado y que al concitar admiración llaman la atención. En algunos casos se percibe trascendencia o influencia sobre grupos de personas de intereses diversos.

 

·        ·        ENFERMOS TERMINALES.- Son personas que están afectadas de un padecimiento que no teniendo cura conocida, no tienen garantizada la extensión de su vida más allá de un plazo determinable temporalmente.

 

·        ·        ENFERMOS CRÓNICOS.- Son personas que están afectadas de un padecimiento que se integra permanentemente a la vida de la persona y cuya periodicidad no tiene cura conocida.

·        ·        Subclasifcación de origen mental.- Existe un trabajo realizado por Rocxana Croce que se encarga de una tipificación más detallada y profunda.

 

·         ·         TERAFORMADOS.- Personas que presentan características físicas que los ponen fuera de consideraciones estéticas y que ante su solo presencia son rechazados, por ser insoportables a la vista de sus congéneres humanos.

 

·         ·         ANCIANIDAD.- Son personas que pasan una edad generalmente llamada productiva y que aún sin tener problemas de salud alguno son apartados o mal considerados por la sociedad en su conjunto.

 

·         ·         DISCAPACIDADES.- Personas que presentan características físicas que los ponen fuera de competencia con sus congéneres o que los imposibilitan a desempeñar tareas sociale o de propia atención individual.

 

·        ·        OPCIONES SEXUALES.- Personas que presentan atracción sexual hacia el propio sexo y que canalizan esta atracción de formas diversas.

 

5 RELACIONES SOCIALES

 

Es interesante reflexionar sobre la naturaleza de las relaciones sociales o entre individuos, que la presencia de una atracción social en el seno de un entorno determinado surgen y se mantienen, refuerzan, toleran o simplemente se sufren:

 

5.1: De los miembros del grupo del atractor con la sociedad.

5.2: El atractor con su entorno

5.3: El atractor con otros atractores

5.4: El atractor con la sociedad plena  

5.5: Entre los miembros del grupo con otros grupos de atractores.

5.6: Entre los miembros del grupo con otros atractores.

 

6 PAPEL DE ENTORNO

 

6.1 Aspectos personales

Los seres humanos contruímos demasiados muros y no uficientes puentes. Todo proceso de convivencia con lleva una serie de relacionamientos quiérase o no.

El ser humano, un ser social por excelencia, no puede dejar de prescindir de su entorno ya sea familiar, social, laboral, etc. En forma continua interactuamos en sociedad, nuestro comportamiento y modo de pensar están muy influenciados por el medio familiar y social donde nos movemos, así como por la cultura a la que pertenecemos.

Las dimensiones física, cognitiva, afectiva y social forman un todo donde confluyen experiencias de vida que permitirán, a lo largo de las historias individuales, ir formando las historias colectivas; por eso al hablar del concepto de Atractor Social no podemos desvincularlo de su relación ampliada a la de su persona: el grupo social.

En ésta perspectiva, encontramos que se despliegan las relaciones humanas en torno a una serie de eventos ya sean individuales y colectivos. Se trabaja en relación con objetivos comunes, que a manera de escalones van guiando la vida.

La gente actúa con otras personas y de ahí observamos cómo son afectadas por su entorno social. En tanto abordamos la formación de las actitudes, los prejuicios, valores, discriminación, violencia, los sentimientos, los procesos de atracción, etc.

Es evidente que las actitudes sociales afectan el comportamiento de un grupo en su estima propia,  comportamientos y dinámicas grupales y de paso individuales.

Sin embargo compartimos muchas de las inquietudes con sujetos que a veces que no están dentro de lo que por convencionalismo llamamos “iguales o nuestros pares” y en éste proceso encontramos personas que eventualmente no participan de nuestra vida de la manera esperada por falta tal vez de adaptación, aceptación, organización, coordinación, afecto o por estar en otro status por fama, poder, trascendencia, etc.

En muchas ocasiones las cosas no resultan como queremos o nos gustaría, deseamos o esperamos. Estas características determinadas, son parte de seres humanos que por uno u otro motivo las adquieren, asumen o desarrollan, ya sea de manera temporal o permanente.

Las  respuestas que se generan  con el medio externo, consecuentemente, son producto de un devenir de experiencias o inexperiencias  normal y pueden ser concientes o inconscientes

Son las expresiones del entorno social ante este Atractor Social, respuestas conductuales que están con relación a ese "contacto" permanente o temporal.

Ellas (las respuestas) pueden ser reacciones inconscientes o pueden ser pensadas, como indicamos línea arriba, dependiendo del nivel en que sea "afectado" el interlocutor, por llamarlo de algún modo.

Sucede de pronto, al hablar de los Atractores Sociales, que muchos no pueden ejercer su derecho a vivir en sociedad plenamente. Ellos o ellas son, tantas veces, mal vistos, o mal tratados o simplemente ignorados o no comprendidos; lo cual es más doloroso pues es como estar en el vacío de la indiferencia.

Las relaciones humanas son una realidad en el universo, donde todo se encuentra en íntima y estrecha relación. Desde que la tierra requiere de la presencia del sol y ésta de la galaxia y finalmente del universo mismo. El ser humano es único, especial e irrepetible pero no es ajeno a esas vinculaciones, que lo determinan, pero que a su vez él determina.

El ambiente social se ve afectado por el hombre y a su vez es el hombre derterminado por el ambiente social, un vínculo recircular y trascendente. Cuando la familia se enfrenta a una situación especial ya sea por la presencia de un miembro que en ese momento asume el papel de Atractor Social, hay una serie de consideraciones como sentimientos y motivaciones que hacen círculo vicioso. Saltan una serie de culpabilidades, sobreprotección, hostilidad, indiferencia, alegrías, expectativas, admiraciones, etc. Todo ello dependiendo de lo que ese Atractor Social genere en cada uno de sus miembros.

Por ejemplo, si en un hogar nace un niño con labio leporino o retardo psicomotor, las primeras reacciones, luego de observada la deficiencia, generalmente son de negación del hecho, una no aceptación del mismo. Vienen las recriminaciones, auto culpas, enojos, luego ansiedad.

El ambiente familiar, se ve afectado por la concentración de la atención del niño que en ese momento es un Atractor Social, como único eje en torno al cual gira la vida de la familia. Pero si dentro de éste núcleo familiar, hay un nivel participativo y conciente de que se busca el ”bienestar común” a través del apoyo al hermanito, si está bien atendido, se le asegura el cariño y el tratamiento que le son más benéficos, será muy útil para los padres para romper el círculo vicioso de hostilidad, sobreprotección, culpabilidad y de devolver la paz al conjunto familiar que muchos necesitan de ella. Con lo cual se tornaría un ambiente familiar más armónico y llevadero.

Sólo somos igual que los otros en tanto que personas únicas. Somos los otros en nuestra estructura biológica, esa mezcla de determinismo genético que traemos como especie desde los orígenes. Somos también y sobre todo “los otros” a partir de nuestros primeros contactos con el mundo que nos rodea, aquella capacidad de socialización que nos permite involucrarnos e interactuar con nuestros semejantes.

Al referirnos al papel que la sociedad tiene ante un Atractor Social, considero que se puede lograr que éste sea incorporado a la sociedad misma con una participación comunitaria más vivida que con una individual. Una forma de apoyo, un deseo de motivación social, la búsqueda del beneficio común, un deseo de buscar una armonía a través de un control incorporando no solo la familia nuclear sino el entorno más próximo como vecinos, colegio, familiares, etc. Todo ello se conforma en una suerte de redes sociales de protección, con objetivos comunes y difusión de los mismos.

A título personal, e insistiendo en éste punto, considero que se puede alcanzar un mayor éxito con una participación comunitaria, que con una individual, pues si hay una intervención grupal no sólo nos encontramos con los valores implícitos de una actuación personal, sino que a éstos se les suman otros de un valor significativo como el apoyo entre los miembros de la comunidad, motivación social al sentirse parte de un grupo que tiene unas mismas metas, búsqueda de un beneficio común, un mayor sentimiento de control del que hablábamos antes, expectativas de éxito sobre la reacción en el entorno social inmediato (vecinos, familiares, etc.) que estimulan al sujeto a intervenir en esa clase de participación colectiva, expectativas sobre la obtención y valor de las recompensas, etc.

Por todo eso es tan importante la intervención grupal, pero con el matiz indispensable de que ésta sólo tiene cabida si se rige bajo una adecuada organización. De hecho, de nada sirve una intervención de este tipo si el movimiento no cuenta con cierta estructura, si no hay unas adecuadas redes sociales que permitan su establecimiento, si no se prefijan objetivos claros, si no hay una correcta planificación de las funciones o si no existe una forma de difusión factible de todo lo que se va haciendo.

Cuando los entornos más cercanos asumen una actitud crítica, cooperativa y adecuada a la situación, no se pierde tiempo ni recursos, el desgaste es menos y se destina a mantener una atmósfera afectiva saludable.

Esto se transforma pues, en una etapa de aceptación y posterior actuación pensada e inteligente, donde la fuerza colectiva resulta un poderoso vehículo de integración.

Algunas consideraciones para un cambio de actitud.

Ø      Ø      Si uno se encuentra frente a un Atractor Social, por estar dentro de su núcleo más cercano, en primera instancia ejercitemos la necesidad de comunicar nuestros sentimientos.

Ø      Ø      Si hay niños de por medio, hablar con ellos escuchando sus necesidades y luego hacerlos participes en la medida de sus capacidades.

Ø      Ø      Identificar dentro de la estructura familiar aquellos miembros que por afinidad o trato más viable, puedan ser ese puente de comunicación.

Ø      Ø      Trascender más allá de las cuatro paredes para ampliar éste campo de acción donde se involucran muchas veces sin querer o sin saber a los amigos, parientes, vecinos, maestros, familiares, etc.

 

6.2 Aspectos colectivos

 

En estos aspectos radican los impactos sociales y económicos y hasta políticos de las interacciones de los grupos PCA que sospechamos cubren con alta densidad a la sociedad en su conjunto.

 

Los entornos que atienden o se involucran con un atractor social en específicos crean un sistema de requerimientos a la sociedad que van desde la aceptación hasta la exigencia por recursos materiales y financieros que no se ajustan, en forma ni en fondo, a lo que pide las otras comunidades sociales. Estos requerimientos configuran un sistema de comportamientos de grupo que conectan con gastos no previstos y organización de presupuestos familiares diferentes entre comunidades y grupos dependiendo de los atractores en general.

 

La presencia de un atracción social, no importa su naturaleza o justificación, siempre genera requerimientos hacia la economía en la forma de productos y servicios que armana cadenas de valor que no sólo se originan en el núcleo de la atracción si no que la atraviesan y se vuelven vínculos entre otros miembros de la comunidad en la que se insertan, ej, grupos de presión para obtener medicinas o accesorios que tienen precios excesivos o no transables dentro de las economías de escala que se planteen.

 

Las leyes que se den para favorecer la actividad del atractor social y su inserción también social están basadas en la discriminación positiva que en muy contadas veces son amplias y alcanzan a todas las variedades de atracción que hemos logrado plantear en este trabajo. Incluso esta discriminación positiva pone como casi exclusivo paradigma a los ciegos y paralíticos. Está claro que la propuesta de tejido social que hacemos tensa la obligación jurídica de trascender la apreciación de la persona human de manera tan inconvenientemente global sin lograr con la famosa discriminación positiva hacer la justicia a todos y cada uno o una.

 

7 GERMEN DE PROPUESTAS

 

Estamos cada vez más convencidos que la condición humana tiene de personal tanto como de colectivo y sólo hemos encontrado justificaciones prácticas por el lado de la imposibilidad de acceder a los niveles individuales de la persona humana dado el instrumental científico y epistemológico disponible actualmente, mostrando que el instrumental metodológico no es suficiente para abarcar lo general imbricado con lo particular y no claudicar metodológicamente en las etapas intermedias entre el individuo y la colectividad o masa.

 

Proponemos concebir la atracción social como una condición de grupos humanos alrededor de seres individuales con carácter atractivo, no necesariamente estética o compasivamente mente, sino más bien por el sistema de circunstancias que impele u obliga a atenderlos o atenderlas.

 

8 TENDENCIAS POSIBLES

 

Esta reflexión pudiera conducir a determinar que los estados de atracción social pueden estar mezclados según aparezcan en una misma persona, intermitente según aparezcan de manera errática o representar estados transitorios en otras. por temporadas, dejando luego de ser vigentes o necesarios los grupos o entornos de Protección – Armonía o Control.

 

Asimismo, dependiendo de la disciplina científica que los estudie o reflexione, los atractores sociales en particular o la atracción social en general, pudieran, hacer surgir: enfoques, tendencias o ramas de la reflexión central que motiva este documento.

 

9 REFLEXIÓN FINAL

 

Cuando el amor propio, la estima personal está  por debajo, de lo saludablemente deseado, por la presencia del atractor se producen efectos diferentes en el grupo a cuando es el caso que el atractor trae beneficios adicionales a los constituyentes del grupo. Ahora, esto a su vez genera problemas en el aspecto parental, pues experimentan angustias, ven que sus hijos muchas  veces son aislados o discriminados. Los padres pueden experimentar  sentimientos culposos por no poder manejar al hijo o la hija y  sentirse  incluso inseguros. Las vinculaciones generadas con los estos atractores evidencian de que la vida personal de cada ser humano, como constructo sintético, no es mas que la suma de historias individuales y colectivas, donde a su vez será  participe consciente o no, de cambios como generador o afectado de los mismos, todo lo cual es importante para entender la complejidad que se da en todo ámbito donde se desarrolle o participe activa o pasivamente, pues igual influye y es un agente de cambio, positivo o negativo.

 

Cuando por las causas, arriba descritas, irradiamos alrededor de nosotros, una  serie de conductas que a su vez desencadenan otras conductas en aquellos o aquellas que resultan afectados, evidenciando un tejido social humano diferente al que hasta hoy se nos había planteado.

 

 

Rocxana B. Croce Portocarrero

 

volver